Fabricantes españoles de vermut

Nuestra historia

El año 1868 trajo a España una revolución, conocida como “La Gloriosa”, que supuso la caída de la monarquía de Isabel II,  provocada por la  crisis económica que sufrió nuestro país, entendida como la primera crisis financiera de la historia del capitalismo español, a la que se sumaría una crisis de subsistencia provocada por las malas cosechas.

Quintanar de la Orden aspiraba a obtener las tres “EFES”: Feria, Fuente y Ferrocarril, como ejes vertebradores de la economía local. Pese a la crisis económica que vivía España, Quintanar de la Orden se encontraba en plena expansión, visible en su evolución demográfica y en el trazado de la nueva carretera de Madrid a Valencia que atravesaba el pueblo en sentido oeste-este;  el comercio y la arriería, se configurarán como las principales actividades económicas de una burguesía comercial y social, constituyéndose lo que se dio en llamar “la capitalilla”.

Probablemente, el descendiente de alguno de los arrieros que comerciaban: Miguel y Juan Vela, con 3 pollinos cada uno, Francisco Vela Gordo o Francisco de Vela de Juan, ambos con dos pollinos, fuera Pedro Vela que se atrevió, en 1868, a montar una nueva industria de comercio de coloniales de todo tipo en el entorno de la ermita de San Sebastián y del Pozo de la Cadena, junto a la denominada Placeta del Reposo en la que descansaban los ganados trashumantes que, viniendo por la vereda de la calle del Carmen, atravesaban Quintanar en dirección al sur.

Es sorprendente, que un quintanareño emprendiera el camino de abrir una fábrica  que aunara la producción local de vino, el arraigo social de una burguesía comercial y arriera, las perspectivas de un ferrocarril aún por llegar, para lanzarse a la aventura de producir y comercializar un producto tan innovador.

Es impresionante, a todas luces, comprobar que esta aventura dura ya 150 años y que sigue tan viva como el primer día. Celebremos, pues, la osadía de P. Vela y brindemos con el vermut Mila por todos los que han contribuido a que esta maravillosa aventura llegue a nosotros en estos primeros años del siglo XXI.

Ramón Villa González

Nuestro origen

A través de las siguientes ilustraciones les contamos la cronología del origen de la marca de la  Bodega Mila 1868.

1868-1896

Pedro Vela

Entre 1868 y 1891, hemos encontrado pocos datos de como Pedro Vela pone en funcionamiento una nueva empresa de coloniales en Quintanar de la Orden.

En 1891, encontramos datos de la creación de HIJOS DE PEDRO VELA y Cía que, contaba como socios a Miguel, Cecilio y Eloy Vela Rodríguez y Ángel Vela Ortiz Villajos. La empresa se dedicaba al comercio de coloniales de todo tipo y a la fabricación, distribución y venta directa de anisados, licores, vinos y mistelas.

En 1894, en el inventario 4 de la mencionada empresa, figura una partida de “800 gramos de hierbas de vermut”.

1896-1932

Cecilio y Eloy Vela Rodríguez

1896 fue una fecha importante en el devenir de la empresa al procederse a la disolución de Hijos de Pedro Vela y Cía, creándose, ese mismo año, HIJOS DE PEDRO VELA codirigida por Cecilio y Eloy Vela Rodríguez que continúan con la misma actividad mencionada anteriormente.

Miguel Vela González, sobrino de Cecilio y Eloy, parece que en 1906 entra a formar parte de la composición de la empresa, continuándose la  misma actividad.

El periodo comprendido entre 1906 y 1930, supone la consolidación y expansión empresarial, en la que destaca la incorporación a la misma de Moisés Vela González (hermano de Miguel Vela). La actividad se centra en la fabricación de vinos, mistelas, vinos aromatizados, anisados y licores. Se potencia fundamentalmente la fabricación de vermut gracias al impulso de Moisés que comienza a importar hierbas de Italia (zona del Piamonte) para macerarlas junto con las que se adquieren en Cataluña y Valencia. Poco a poco se va abandonando la venta de coloniales.

Moisés fallece en accidente de tráfico en 1930, lo que supuso una verdadera recesión en la empresa al quedar paralizados varios proyectos en curso, amén de provocar un grandísimo daño familiar en su hermano Miguel y en un jovencísimo Pascual.

1932-1957

Miguel Vela González

En 1932, Miguel Vela González, como socio gestor crea HIJOS DE PEDRO VELA y Cía REGULAR COLECTIVA y en ella empieza a trabajar su ahijado Pascual Morate Raposo.

El Frente Popular incauta la empresa entre 1938 y 1939.

En 1940, la empresa, bajo la misma dirección, pasa a denominarse SUCESOR DE HIJOS DE P. VELA, razón social que se mantendrá hasta 1957. Pascual, nuestro Padre, colabora con su tío Miguel en todos los procesos de la bodega y va empapándose de conocimientos. Por esta época comienza la fabricación de alcoholes vínicos, destilados y rectificados.

Es en este periodo cuando aparece la denominación de vermouth MILA, acrónimo de MIguel veLA que desde entonces da nombre a nuestro vermouth tradicional.

1957-1999

Pascual Morate Raposo

Miguel Vela González fallece en 1957 y la empresa toma el nombre  de su esposa MARÍA GONZÁLEZ LAMBEA, poniéndose Pascual Morate Raposo al frente de toda la actividad empresarial.

1999-2016

Miguel Emilio Morate Besuita

En 1979, se incorpora su hijo Miguel Morate Besuita, licenciado en Ciencias Económicas, modernizando el organigrama empresarial.

En 1999, fallece María González Lambea y la empresa pasa a denominarse MILA BODEGAS Y DESTILERÍAS, S.L., siendo socios de la misma Miguel Morate Besuita y su esposa Mª Teresa Nieto González.

En 2011 fallece Pascual Morate Raposo auténtico transmisor de los valores, significado familiar y amor a la tradición de nuestro vermouth.

2017-Actualidad

Francisco Javier Morate Besuita

El 31 diciembre de 2016 se procede a la liquidación por jubilación de MILA BODEGAS Y DESTILERÍAS, S.L., haciéndose cargo de la empresa familiar Francisco J. Morate Besuita, hijo de Pascual y hermano de Miguel.

Francisco, aunque procede del campo de la Medicina, siente la necesidad de continuar con la empresa familiar y, apoyándose en los conocimientos de su hermano Miguel, se embarca en esta preciosa aventura para intentar haceros llegar todo el amor con el que nuestra familia elabora, fiel a la tradición artesanal, nuestro VERMOUTH MILA que este año celebra su 150 cumpleaños.

¿Interesado en nuestros productos?

Bodega Toledana de Vermut Artesanal

Verificación de Edad

¿Tiene más de 18 años?

Si

-

No