Existen diferentes tipos de vermut, que se pueden clasificar según su origen, sabor o elaboración.

En Vermouth Mila somos expertos en la elaboración tradicional de vermut rojo. Mediante una receta tradicional y con más de 100 años de experiencia en el sector te ofrecemos un resultado exquisito.

Elaboramos nuestro vermut casero mediante el vino tradicional airén seco joven, gracias a la receta tradicional de la familia Morate, aromatizamos la bebida con los ingredientes perfectos. Especias botánicas y caramelo añadido al milímetro para lograr ese sabor tan característico.

Desde Vermouth Mila te recomendamos servir cualquier tipo de vermut en una buena copa, eso sí, teniendo en cuenta si es un coctel o una bebida. Recuerda añadirle un poco de hielo para que resulte más refrescante, así como combinarlo con algún aperitivo.

Vermut rojo y blanco

Nuestra especialidad, el vermut rojo.

Estos tipos de vermut se podrían considerarse los mas consumidos. Sin embargo el rojo es el que más se consume en nuestro país, a diferencia del blanco, que es el más consumido mundialmente.

Características

El vermut rojo cuenta con especias, esencias y caramelo, que le dan tanto ese toque dulce como su  color. Este vermú resulta más suave que el resto, así como menos amargo. En él predominan hierbas aromáticas y especias.

El vermut blanco tiene bastantes cosas en común con el vermut seco. Se considera el más dulce de todos los tipos de vermut y tiene toques avainillados y cítricos.

Diferencias

Las principales diferencias entre estos tipos de vermut son tanto el sabor, como el aroma y el color.

Como hemos mencionado anteriormente, el vermut rojo se elabora añadiendo caramelo que es lo que aporta ese color, mientras que en el blanco se eliminan esos ingredientes dando paso a un sabor más dulce y con notas avainilladas.

Vermut rosado y seco

En cuanto a estos dos tipos de vermut, probablemente sean los más desconocidos por parte del público en general, sin embargo, el vermut seco es muy utilizado en la elaboración de cocteles.

Características

El vermouth seco, de origen francés, es muy similar al blanco. Es muy utilizado en coctelería para elaborar diversas bebidas con otros ingredientes.

Por otro lado, también se puede usar en cocina, se trata del vermú más amargo sin embargo, se emplean grandes cantidades de azúcar para elaborarlo.

En cuanto al vermú rosado, se trata de los más suaves y frescos entre los tipos de vermut. Es muy ligero y delicado. Es muy recomendable y habitual utilizarlo en verano, puede resultar muy suave para quienes no están acostumbrados a estas bebidas.

Diferencias

Las diferencias más notables son el sabor, el vermut seco, como hemos mencionado anteriormente se trata de una bebida más amarga. Sin embargo, el rosado es muy suave y fresco.

Por otro lado, otra diferencia que destacamos es la popularidad, el vermouth seco se utiliza en coctelería a diferencia del rosado, que es menos conocido.

En Vermouth Mila disponemos de diversos formatos de vermut rojo, ideal para restaurantes y particulares. Además, en nuestra sección recetas y cocteles, te contamos algunas recetas en las que podrás utilizar vermut.

¿Te dedicas al sector hostelero o tienes un restaurante? Descubre como servir esta bebida a tus clientes y con qué aperitivos puedes presentar esta bebida.

Entra en nuestra web o contacta con nosotros para más información y descubre todos nuestros formatos de vermut rojo.

Con que mezclar vermut

Hay varios ingredientes que al ser añadidos al vermut terminan siendo grandes combinaciones para poder disfrutarlo.  A continuación os mostramos algunos de los ingredientes que pueden ser grandes ideas para mezclar con nuestro vermut.

El sifón es uno de los mejores acompañantes que podemos encontrar para tomar vermut. Cuando lo mezclamos reduce la graduación alcohólica del vermut consiguiendo un menor sabor a alcohol cuando lo tomamos.

Las gaseosas, tónicas y sodas son de las opciones más frecuentes cuando queremos mezclar nuestro vermut. Al igual que el Sifón alargan la bebida por lo que sensación de alcohol cuando lo tomamos disminuye, además al combinarlos proporcionan sabores más dulces y refrescantes.

Naranja, limón, pomelo y muchos otros cítricos que cuando los combinamos con el vermut le añaden un toque de frescura y dulzor. La mejor manera de incluirlos en tu bebida es en forma de rodajas o utilizando la piel.

Qué tipo de vermut comprar

Cada vermut tiene sus características propias y a la hora de comprar alguno dependerá principalmente de las preferencias de cada persona. Entre los tipos de vermut que podremos encontrar se encuentran.

Vermut blanco. Es habitualmente dulce acompañado de un sabor cítrico y avainillado.

Vermut seco. A diferencia del blanco, este tipo de vermut es considerado dentro de todo los tipos que encontraremos el más amargo.

Vermut rosado. Es el más suave de todos los vermut, posee un sabor ligero y refinado. Su presencia es relativamente nueva por lo que no es muy conocido por las personas.

Vermut rojo. El más clásico y conocido de todos los vermut, sobre todo en España. Al prepararlo se la añade caramelo proporcionándole  un sabor más dulce que el resto, además de otorgarle su característico color. Es mucho menos amargo que los otros tipos acentuado los demás aromas que contiene.

Entonces ¿Qué vermut deberías comprar? Como hemos mencionado antes depende únicamente de tus preferencias, nuestra recomendación personal es el vermut rojo que es el que mejor sabor y aromas tiene. Por esa razón, en Vermouth Mila 1868 contamos con 150 años de tradición en su preparación para brindar a nuestros clientes un producto de calidad.

Accede a nuestra tienda y mira nuestras ofertas.

Como elegir el mejor vermut

¿Cómo podemos elegir el mejor vermut? Para poder diferenciar entre un vermut de calidad y otro que no lo es, hay que tener en cuenta varios factores.

El vino. Es la base de la preparación del vermut por lo que tiene que ser seleccionado con mucho cuidado. El vino utilizado tiene que ser limpio con una nariz neutra, poco aromático y equilibrada en acidez.

Las especias y botánicos son las que aportan la gran parte de sus propiedades al vermut. Para saber si un vermut es de calidad o no hay que saber si las especias y los botánicos que se utilizan son naturales.

Para la elaboración del vermut se hace uso de alcohol vínico, la calidad de este determinara la sensación que sentiremos en boca. Si el alcohol utilizado es de calidad podremos disfrutar de las demás propiedades del vermut.

Una buena forma de notar la calidad de un vermut es a través de las notas aromáticas. Estas tienen que ser limpias que no nos den una sensación similar a la de los aromatizantes utilizados en otras bebidas.

Ya conoces los factores a tener en cuenta para elegir el mejor vermut. Entra en nuestra tienda y hazte con un producto de calidad.